Precisamos de todas las fuerzas del pueblo

  • Publicado en Espacio

Andrade recorrió Canelones, Paysandú, San José y varios Comité de Base de Montevideo

Por Verónica Pellejero

El precandidato a la presidencia de la República por el Frente Amplio, Oscar Andrade, continúo recorriendo el país y los barrios esta semana.

El viernes 16, desarrolló actividades todo el día en el departamento de Paysandú. Finalizó con un muy concurrido acto, en la calle, en pleno centro de la capital sanducera. Estuvieron presentes representantes de los sectores que impulsan su candidatura, Virginia Cardozo del Espacio 567, del Espacio 18 de Agosto, del PCU y del Fidel.

El sábado participó de una actividad en el Comité de Base del Frente Amplio “Volteadores”, de la Coordinadora L, en Malvín. La concurrida actividad fue una charla que Andrade compartió con Carolina Cosse, Mario Bergara y Daniel Martínez.

El domingo realizó reuniones con vecinos en la zona de Empalme Olmos en Canelones y a las 19 horas encabezó un encuentro del Espacio 18 de Agosto, que celebraba tres meses de su conformación, en el bar Sin Bombo, del Cerrito de la Victoria.

El lunes 19 y el martes 20 estuvo en el departamento de San José, realizó más de 10 actos y diálogos en la puerta de varias fábricas y obras de Ciudad del Plata. El lunes de noche culminó en Playa Pascual con un diálogo con los vecinos en el local Los Soles y el martes con un acto en la ciudad de San José.

El miércoles 21 participó de acto, organizado por el Espacio 567, en la ciudad de La Paz, en Canelones. El jueves, al cierre de nuestra edición, participaba de una charla en el Comité de Base del Frente Amplio, “25 de Mayo”, en la Coordinadora E, en La Teja.

EL POPULAR comparte con sus lectores algunos de los conceptos de la exposición de Oscar Andrade el lunes en Playa Pascual.

Ante un coqueto salón de Los Soles desbordado de vecinas y vecinos, Andrade advirtió que: "Los sectores del poder decidieron tensar todo, están radicalizado, y necesitamos todas las fuerzas del pueblo para responder y avanzar, todo el pueblo organizado, y como iguales".

 "La derecha nos quiere dar lecciones de ética y tienen intendentes que se venden nafta a sí mismos, gente que cobra sin ir a trabajar durante años en las intendencias que dirigen. Voy a proponer, para dar la discusión en serio, que los cuatro precandidatos de nuestro Frente Amplio hagamos una declaración pública de nuestros bienes, vamos a dar el debate en serio, a mí me alcanza con un renglón", indicó.

Andrade advirtió a un auditorio muy atento que: "No alcanza con tener razón y con plantear medidas justas, hay que construir relaciones políticas de solidaridad. La solidaridad no es una consigna y no se decreta se construye”.

"Hay que ser comprensivo con nuestro pueblo y radical con la derecha. Tenemos que unir el tamaño de pueblo y organizarlo, necesario para vencer, no sólo para ganar la elección sino para avanzar en el proceso de transformaciones populares”, dijo.

Andrade afirmó que lo primero que es necesario es explicar el momento más complejo en el que enfrentamos esta elección y el proceso de transformaciones: “Entonces los sectores en el podes que te podían bancar mal o bien con mala cara los cambios y algunas transformaciones, cómo tenían margen de ganancias alto. Y esto es lo que explica el movimiento de autoconvocados de este año y su plataforma, y eso es lo que explica porque la cámara de comercio plantea congelar parte del salario, y la cámara de industrias horas extras simples.

Estamos en un momento de tensión, porque hay sectores económicos y de derecha que decidieron radicalizarse.  Antes la derecha se disfrazaba y decía que no iba a cambiar tanto, hoy se muestra como es: quiere importar combustible, vender a ANCAP, que los sindicatos molestan.  Fue este año que patotearon a los compañeros en Santa Clara del Olimar, y nos prendieron fuego el campamento sindical del arroz. Un tipo que estaba carnereando mató a Silvera, dirigente del transporte de carga el día del paro. ¿Cuántos sitios de la memoria vandalizaron este año? Y atentados contra locales sindicales, la semana pasada destruyeron Radio Canelones. El otro día sufrió en un robo un balazo al costado de la cabeza el presidente del Frente Amplio de Canelones. Sumado a esto, las fuerzas militares que han salido a hacer política casi partidaria. No estamos viendo que hay un grupo de poder que ha decidido tensar la piola. Y reventaron a una mujer trans, y ahora matan a otra. Cada vez más violencia y mayor hostilidad. Hay mucha gente envenenada. Tenemos que enfrentar la campaña en esa circunstancia compleja”.

“Pensar en generar transformaciones en el Uruguay en el 2019 ¿Va a ser igual que en el 2004 o en el 2009? No. Ya en 2014 no fue igual y los grados de tensión fueron mayores. El próximo gobierno del Frente Amplio que asuma va a tener enormes tensiones económicas, mediáticas, de chantaje y va a tener que aguantar. Porque si no se va a tener que enfrentar con su base social histórica: con los trabajadores, con los pobres, con los estudiantes”, indicó.

“Para enfrentar este proceso necesitamos a la izquierda en la cancha, y toda la izquierda no es sólo el Frente Amplio, son todos los movimientos populares: el sindical, el feminista, el cooperativista, el de la diversidad, el estudiantil. Ahí con mucha modestia a decirles los precisamos a muerte. Cómo iguales, para construir perspectiva popular. Y no les vamos a pedir que pierdan la independencia de clase, pero tenemos que luchar juntos”, expresó Andrade.

Según el precandidato frenteamplista “tenemos un desafío metodológico, porque consiguiendo votos vamos a ganar las elecciones quizás, pero no nos alcanza para construir una perspectiva popular en un escenario complicado. Tras de cada medida que impulsemos la vamos a necesitar amplísimo respaldo popular. El año pasado intento reevaluar y había unanimidad, el catastro rural, algo que no se tocaba desde el 68, y las empresas rurales están pagando un tributo mucho más chico que lo que tendrían que pagar. Hay propiedades que valen el doble y el triple que lo que dicen que vale. Están evadiendo salvajemente. Apenas se anunció la medida tuvimos a todas las gremiales diciendo que nos iban a cortar todas las rutas y desabastecer Montevideo. Sin movilización y respaldo quedó en un escritorio”. 

“Tenemos que ir a hablar con todas las expresiones del movimiento popular y decirles, con total franqueza, que el mejor escenario posible, para sus luchas y para las luchas de todos, es un cuarto gobierno del Frente Amplio. Ahora por otro lado tenemos que discutir con el gobierno que no puede agarrar y creer que es lo mismo. Se aprueba una ley de violencia basada en género y no hay ni un mango, y generamos un decreto de esencialidad y amplios sectores nos los pusimos en contra. Se aprobó una ley de discapacidad cediendo frente a las presiones de las patronales casi el mismo día”.

“Necesitamos a los movimientos populares. Tenemos que pensar que hoy tenemos un movimiento feminista conmovedor, más grande de lo que fue nunca. Y el movimiento sindical se multiplicó por 4, y el movimiento de la diversidad tiene tremenda fuerza, así como el movimiento de derechos humanos. ¿Y la izquierda? ¿Qué pasó? ¿Y el FA? En el 2006 convocamos a 230 mil frenteamplistas a votar el Plenario y diez años después 61 mil votos por el Plenario. Nos tiene que decir algo eso, que no está pasando. Yo creo que llegamos al gobierno y creímos que no necesitábamos más esa herramienta y sin esa herramienta, que es el Frente Amplio, estamos pelados. Sin esa herramienta que milita, que se organiza en los Comité de Base, convence, convoca, lleva solidaridad al conflicto, se vincula, estamos pelados. Esa herramienta de los cambios políticos y social, hay que ver cómo la fortalecemos. En este contexto complicadísimos tenemos que inundar los Comité de Base, llenarlos de pueblo”.

Andrade resumió sus planteos en tres ejes: “En primero lugar hay que asumir el contexto complicado. La izquierda no disfraza la realidad lucha para transformarla. Hay que situarnos en el contexto que estamos viviendo. En segundo lugar, tenemos que poder articular con las demás herramientas del campo popular. En tercer lugar, nosotros precisamos tener dos posturas muy reflexivas. Hay una parte de nuestro pueblo que aún tiene muchas cosas pendientes, que está ganando poco, o que está sin aportes, que tiene problemas de vivienda. Y a estas personas no podemos irle con la gráfica. La persona que está sin laburo está desesperada, y no le importa la gráfica. El pueblo es comprensivo, pero nosotros no podemos ser arrogantes. Hay que prestar oreja, saber escuchar. Ahora hay que reconocer que si bien un sueldo de 15 mil pesos es insuficiente, con la derecha cuando ganabas mil y algo de pesos que no te daba ni para cuatro garrafas o que tenían a la mitad de los trabajadores en negro. Con ellos, con la derecha, hay que ser radicales. Porque eran los campeones de salarios de hambre, de la desregulación, porque no había libertad sindical ni consejos de salario. Claro que para el compañero que está en un centro de trabajo ganando poco y sin sindicato, los aumentos de sueldo son un decreto que nunca lo tocó. Tenemos que entender ese proceso también. Pero no podemos aceptar que se diga que el gobierno no cambio nada, ¿Cómo no va a cambiar nada?”.

“Y le siguen dando palo al mides, y la mujer madre soltera, antes: ¿Qué puerta tenía para golpear 15 años atrás? Ninguna. Daban alguna canasta del INDA a dedo y la asignación familiar si estaba en caja, nada más. Entonces también tenemos que valorar el país que agarramos con una pobreza escandalosa, una emigración brutal. Es imposible olvidarnos. Pero para avanzar nos damos cuenta que no alcanza con gestionar, que es necesario tocar privilegios.  Que aún falta mejorar es cierto, pero también hay que ver la guerra psicológica que nos hacen, porque en ASSE falta una curita y ya es un escándalo. Tenes sueldos de millones de pesos en las mutualistas y no pasa nada, gastos pornográficos en publicidad y no pasa nada, bueno tenemos que dar un debate ahí. Tenemos que exigir desde abajo reformas en la reforma de la salud. Si tenemos que pelearnos con algunas empresas pelearnos. Tenemos que garantizar el derecho a la salud. Articular con el Sindicato médico con la Salud pública. Tenemos que comprender que el programa que va a aprobar en Frente Amplio ahora necesita amplísimo respaldo popular, no solo electoral. Para transformar lo que falta en salud: Un gran movimiento frenteamplista junto al pueblo”, agregó.

Andrade sostuvo que “otro asunto importante es la vivienda, invertir en vivienda mueve varios sectores económicos y da empleo también e impacta en el salario. Es una demanda social muy importante. Pero nosotros no queremos construir vivienda precaria "para pobres" resolver el asunto de la vivienda es resolver la crisis urbana. Es brutal como vienen expulsando a los trabajadores de las zonas céntricas. Pocitos era un barrio obrero, hasta que el mercado inmobiliario decidió hacerlo un barrio selecto. Y ese proceso es cruel.  Y lo tenemos que enfrentar, porque ahí también estamos discutiendo la seguridad. Hay quienes quieren ubicar el problema de la seguridad en los patrulleros, los drones y los operativos. Ahora combatir la generación de barrios pobres para pobres es una forma de generar integración urbana, territorial. No barrios privados y periferia. Y esa batalla campal no la puede dar solo el Frente Amplio porque marcha y si la da solo el gobierno, más marcha. Es complejo, pero es lo que tenemos que hacer. Lo más fácil sería hacer promesas electorales. En este momento dramático de América Latina el Frente Amplio es la esperanza”.

“La educación es lo peor del mundo y del universo. Yo creo que primero tenemos que ser muy comprensivos con el compañero que critica la educación. Compañeros convencidos que están preocupados porque le faltó el docente, o el liceo tiene problemas edilicios. Ahí hay que saber escuchar. Pero los voceros de la derecha, sin embargo, son unos sin vergüenzas hablando de educación. Cuando tenían el presupuesto más bajo de América Latina y una maestra cobraba cinco mil pesos. O cuando 300 gurises por año entraban a la Universidad en el interior hoy entran 3.600. Se graduaban en la Universidad 4.000 gurises hoy se gradúan 7.000. Se duplicó la investigación científica, los posgrados se triplicaron. ¿Hay problemas en secundaria?, si. Los que dejan de estudiar son siempre los más pobres. Y es claro que no alcanza con una medida burocrática para resolverlo, con franjas. Si no construimos relaciones de solidaridad estamos destruidos”, dijo.

“Por último, necesitamos hacer un balance de los tres períodos de gobiernos.  Muy convencidos, muy autocríticos y muy serenos con nuestro pueblo. Y contra la derecha de frente, la derecha nos viene a dar clases de ética. Increíble. El de Florida cobrando tres años sin ir a trabajar, el de Durazno narcotráfico, Botana metió 200 a dedo, Antía no sé cuántas causas penales, la Intendencia de Rivera todos los años si querés trabajar tenés que hacer campaña por el colorado de turno. Y nosotros encima entramos por el aro y nos damos garrotes entre nosotros”, sostuvo.

“Tenemos que hacer todo lo que esté a nuestro alcance para ganar. Ganar en la orientación. Y esto implica una hazaña. Porque los cambios en este escenario tan desigual y feroz valen doble. Pero tenemos una tradición maravillosa. Somos herederos, de aquellos y aquellas que fundaron sindicatos cuando era ilegal, de los compañeros que expresaron la más amplia solidaridad en la dictadura de Terra, o en la unidad obrero estudiantil y en los congresos del pueblo y en la huelga general y la dictadura. Tenemos las condiciones para estar a la altura de dar la batalla que se viene ahora”, finalizó.