Parlamento aprueba ley de empleo y de insolvencia patronal

  • Publicado en Espacio

Mariana Arias

Este mes de octubre el parlamento uruguayo va a estar particularmente ocupado en la discusión de leyes que necesariamente tienen que aprobarse un año antes de las elecciones del 2019. El pasado miércoles, 3 de octubre, la Cámara de Representantes aprobó un proyecto enviado por el Poder Ejecutivo para la generación de puestos de trabajo, y el próximo martes 9 de octubre se discutirá, y todo indica que se aprobará, la ley de Fondo de Garantías de Insolvencia Patronal. Es por esto que EL POPULAR habló con el diputado Gerardo Núñez de la 1001 y el Frente Amplio sobre estas dos leyes.

-¿Qué propone la Ley de generación de nuevos puestos de trabajo?

La ley lo que propone básicamente es aportar recursos, destinar recursos públicos para promover la generación de puestos de trabajo. Como es sabido, nuestro país está mostrando niveles de enlentecimiento en lo que tiene que ver con la generación de puestos de trabajo, incluso se han reducido algunos puestos de trabajo, y obviamente que eso genera preocupación en el gobierno, por eso mismo este proyecto lo que plantea es generar nuevos puestos de trabajo, establecer nuevas reglas de juego que favorezcan justamente a un mayor dinamismo en esta área fundamental para el desarrollo del país. Se prevén destinar 15 millones de dólares, a partir del 1º de enero del 2019, con el objetivo de que focalice en aquellas empresas que contratan jóvenes o personas mayores de 45 años, personas en situación de discapacidad, mujeres en situación de vulnerabilidad socioeconómica. El porqué de jóvenes y personas mayores de 45 años, es porque que son dos franjas etarias en donde impacta particularmente el desempleo, recordemos que en el caso de los jóvenes prácticamente se triplica la tasa de desempleo respecto de la tasa general que existe en el resto de la sociedad.

En el caso del empleo para jóvenes se introdujeron modificaciones a la Ley de Empleo Juvenil en torno a la primera experiencia laboral, al trabajo protegido joven, y a la práctica laboral para egresados, también se reducen los períodos de prueba y en algún caso se elimina. Y se amplían y flexibilizan los requisitos para acceder a la práctica formativa en empresas.

Y para los casos de personas mayores a 45 años, se crea un programa temporal de subsidio al empleo, donde se brindará subsidios a los empleadores que contraten personas mayores a 45 años.

Este proyecto para nosotros es muy importante, fue aprobado el miércoles, pero no contó con todos los votos de los integrantes de la Cámara de Representantes, hubo legisladores del Partido Nacional que no acompañaron este proyecto, pero a nosotros, los frenteamplistas, nos parece que es fundamental promover la generación de puestos de trabajo.

El Frente Amplio ha hecho mucho estos años generando puestos de trabajo, se generaron más de 300 mil puestos, pero es cierto que en los últimos tiempos ha habido algunas dificultades, se han perdido puestos de trabajo, sobre todo por los efectos de la crisis económica que existe en el mundo y de sus efectos en la región, particularmente en Argentina y Brasil, sumado a que al gobierno le ha faltado un poco más de impulso, o mayores iniciativas para promover el desarrollo industrial, el desarrollo productivo en Uruguay, las cadenas de valor agregado, que generarían desde allí más puestos de trabajo a la vez que se aporta a la soberanía del desarrollo del país. De todas maneras, es importante resaltar que este proyecto es súper necesario y va a ayudar a contribuir a la creación de puestos de trabajo, lo que no deja de ser fundamental para el desarrollo.

-La otra ley importante en cuanto a empleo que se está tratando en diputados es la de Insolvencia Patronal, ¿de qué trata este proyecto?

El próximo 9 la Cámara de Representantes va a estar votando este proyecto que es fundamental, el de Fondo de Garantía de Créditos Laborales, conocido como insolvencia patronal, es un proyecto que ha impulsado el movimiento sindical desde el PIT-CNT, que tiene una importancia central, sustancial, porque como hemos visto han existido varios casos en que las empresas que se funden, no así los empresarios muchas veces, se van del país, se llevan los capitales, se llevan todos sus bienes, pero dejan grandes deudas, dejan a miles y miles de trabajadores y trabajadoras colgadas del pincel sin cobrar sus haberes, sin cobrar sus salarios, sin cobrar sus derechos por todo lo que estuvieron trabajando.

Y este proyecto justamente viene a crear un fondo de garantía en el ámbito del BPS, con el objetivo puesto en que si existiera una situación de insolvencia patronal, de una empresa que ya no tiene como seguir funcionando, que ya no tiene como seguir adelante, previa evaluación del organismo competente que está previsto en la ley, se le va a poder otorgar a aquellos trabajadores y trabajadoras que quedan en situación de vulnerabilidad ni más ni menos que el pago de lo que le corresponde a los trabajadores, su salario, su salario vacacional, el despido.

También vale destacar que es una iniciativa que ya han adoptado muchos países, y desde hace muchos años, y en nuestro país es un reclamo del movimiento sindical de hace mucho tiempo al que vamos a poder estar dando finalmente una respuesta la próxima semana. El PIT-CNT ya está convocando a movilizarse para rodear la votación, lo que también es importante, porque este tipo de leyes necesitan del respaldo popular y necesitan que ese respaldo sea visibilizado.

-¿Se podría decir que en conjunto hacen un pequeño paquete de leyes importantes para el empleo en nuestro país?

Sin duda son proyectos que van de la mano. Por un lado, la generación de más empleo, y por otro lado la contención a los trabajadores y trabajadoras que muchas veces quedan varados ante el cierre de una empresa. Ambos son fundamentales para hacer frente a lo que es un desafío hoy en día, que es sostener los niveles de empleo que venimos teniendo, y que como decía se ha enlentecido su crecimiento. Estos dos proyectos fueron enviados por el Poder Ejecutivo para su consideración en el Parlamento, y no es menor esto, muestra no solo una preocupación del gobierno por el trabajo de los uruguayos, sino también una iniciativa para proteger el empleo, y dinamizarlo.