Declaración de la Departamental PCU Rivera, ante la decisión del Directorio de ASSE respecto a la Dirección del Hospital de Rivera

Ante la decisión del Directorio de ASSE respecto a la Dirección del Hospital de Rivera, la departamental Rivera del Partido Comunista de Uruguay declara:

1-   Que durante los años 2012 a 2017 el Hospital Departamental de Rivera, pudo invertir en su propio desarrollo cifras antes inimaginables en las áreas que hasta ese momento eran las más retrasadas en su operatividad. Que esa inversión fue posible gracias a la estrategia de ahorro que la gestión de este momento desarrolló, priorizando la conquista de mejores servicios, enmarcada en la austeridad, frente a la triste tradición de comprar a privados a cualquier precio. Que durante esos mismos años la población riverense respondió a esa inversión optando por afiliarse a ASSE, abandonando las empresas privadas de la salud. Haciendo así del propio Estado, el mejor prestador de servicios de salud en el departamento.

2-   Que infelizmente nada de esto se ha tenido en cuenta en el directorio de ASSE en el momento de remover a la dirección del Hospital. Que se sigue sin ponderar el propio ordenamiento normativo de la administración pública como una traba para el crecimiento del Estado y sus servicios a la población, cuando este se encuentra disputando espacios de poder con federaciones privadas. Que no se aquilata el apoyo inédito de la población local a los servicios públicos de la salud al momento de discontinuar este proceso de empoderamiento. Ya quisiéramos tener este apoyo masivo detrás de otras políticas públicas.

3-   Que todo lo realizado en el Hospital de Rivera ha tenido como objetivo el cambio de modelo de gestión de salud pública, teniendo al usuario como centro de la política y la salud de los riverenses como derecho inalienable y no como una mercancía. No tan lejos de lo que el propio programa de gobierno 2015-2020 del FA propuso: “ASSE es el eje de la reforma de salud, es el prestador que lidera la ejecución de las políticas de salud, a través del cual el gobierno frenteamplista debe asegurar la concreción del cambio de modelo de atención. La estabilidad económica-financiera de ASSE, y el avance en la reducción de la brecha en el gasto por usuario con el sector privado asegura que no exista “una salud pobre para pobres”. Bases programáticas FA 2014-2020, pág. 76

 

Departamental PCU Rivera
25 de agosto de 2017