Miles con el PIT-CNT en un acto de “protesta y de propuesta

Ayer miércoles (23/8) se realizó el paro parcial con movilización resuelto por el PIT-CNT en rechazo al decreto de esencialidad en Salud Pública bajo la consigna: “Contra el decreto abusivo de esencialidad, lo esencial es avanzar en los cambios”.

El paro fue de 9 a 13 horas en la zona metropolitana y en cada departamento se ajustó a lo determinado por el Plenario del PIT-CNT. El SUNCA paró 24 horas a nivel nacional y realizó una marcha, en Montevideo, desde su local sindical hasta el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social (MTSS).

Allí, frente a la sede del MTSS, se concentraron miles de trabajadoras y trabajadores con banderas de todos los gremios, públicos y privados, que cubrieron de colorido y consignas a la Ciudad Vieja.

El centro del paro y la movilización fue el rechazo del uso de la esencialidad para responder a movilizaciones obreras. El último caso fue cuando el decreto fue aplicado a los funcionarios no médicos de Salud Pública, hecho que fue resaltado por el secretario general del SUNCA, Oscar Andrade diciendo que “lo que duele es que cuando los anestesistas tomaron medidas no tuvieron la misma firmeza para aplicar el decreto de esencialidad con ellos”.

También estuvieron presentes la denuncia de la situación de los trabajadores de la pinturería Sherwin Wiliams, los trabajadores del gas con Petrobras, el rechazo al recorte determinado por el BPS a la histórica Ley de Aporte Unificado de la construcción, y por supuesto, el reclamo de presupuesto para la educación pública, la salud y la vivienda, así como la aprobación de un conjunto de leyes obreras que están en discusión en el Parlamento.

Los oradores fueron Martín Pereira, de la Federación de Funcionarios de Salud Pública, Raúl Barreto, del sindicato de la Industria Química y Andrade, quién cerró el acto. “Es bueno reivindicar aquí frente al MTSS que hace un año el movimiento sindical presentó una propuesta al gobierno y a los sectores políticos sobre presupuesto. Expresamos que, en un escenario de menor crecimiento de la economía, si no tomábamos medidas que intenten redistribuir la riqueza, que socialmente generen trabajo, no podíamos atender demandas sociales muy justas. ¿Alguien duda que es justo incrementar el presupuesto de la educación pública, que tiene como elemento atender a los sectores más necesitados y pensar desde ahí una política de desarrollo? ¿O alguien piensa que este gobierno encuentra un mejor socio que el movimiento sindical para profundizar las políticas de salud y dar los recursos que la salud pública necesita para atender a nuestro pueblo? No hay dudas: no hay mejor socio que la clase obrera organizada”, apuntó.

Rendición de cuentas y propuestas

“El problema es que, en un escenario de menor crecimiento económico, no hay otras alternativas diferentes que conseguir recursos de la riqueza acumulada en el país. Toda la agenda de investigación demuestra que, si bien se ha avanzado en la redistribución del ingreso, la riqueza empresarial, financiera e inmobiliaria, sigue estando concentrada en el 10% más rico y sobre todo en el 1% más rico. Planteamos una serie de medidas: cambiar las alícuotas del impuesto al patrimonio, modificar el impuesto a la renta empresarial. Hace un año colocamos esta serie de iniciativas apostando al diálogo, a la negociación, a la posibilidad de acuerdos, tomar medidas que permita profundizar políticas públicas que, en última instancia, favorecen al pueblo. El movimiento sindical uruguayo tiene jugada su suerte con la de los pobres, de los trabajadores”, afirmó Andrade.

“Llegamos a una rendición de cuentas donde ninguna de las medidas de carácter redistributivo planteadas por el movimiento sindical fue tenida en cuenta. Para peor, en un escenario donde el tiempo de negociación fue muy breve”, señaló.

“Aquí se está reivindicando que no hay posibilidades de cambios sociales profundos, sin las mayorías sociales organizadas y menos aún existe la posibilidad de cambios en contra de las grandes mayorías. Por lo tanto, reclamamos de cara al año que viene, que se convoque un gran ámbito de negociación para pensar un país donde no haya salarios y jubilaciones de 10,12 y 15 mil pesos. Donde no haya infantilización de la pobreza, donde podamos atender las demandas en educación, salud y vivienda”, apuntó.

Errores

“Algunas señales que se dan son al revés, el gobierno ha tenido una enorme dificultad para mover los impuestos a la riqueza, los impuestos a la renda empresarial, los impuestos a las grandes herencias, para pensar cómo se gravan los depósitos en el exterior, para pensar en cambiar un sistema de seguridad social, que permite que las Afaps se llenen de ganancias. Sin embargo, en contra de la opinión de todo el Consejo de Salarios y del Parlamento, se saca una resolución en el BPS para recortar la licencia que se le paga al trabajador de la construcción. Uno pudiera pensar: capaz que lo que el BPS recauda no le alcanza para pagar la licencia y el salario vacacional. Sin embargo, en los últimos 22 años el banco recaudó 276 millones de dólares más de lo que ha pagado de licencia, aguinaldo y vacacional en la construcción. Sería bueno que nos explique por qué esa plata para pagar licencia y vacacional hoy no está y se la paso a presupuesto del BPS. ¿Con qué norma jurídica se apoyó para pasar las cargas salariales al presupuesto global del banco y hoy para corregir eso ubican una medida profundamente injusta que es castigar al trabajador?  Se metieron en un conflicto duro con el gremio de la construcción que va a saber revertir esta medida absurda”, criticó.

Esenciales

Andrade opinó que cada vez con mayor frecuencia, “cuando los trabajadores se movilizan se elige el camino autoritario. Somos los primeros en defender el tema de la salud, pero con los anestesistas no tuvieron la misma firmeza, ahora cuando es con los trabajadores al barrer la aplican, ¿Qué pretenden?, ¿que los trabajadores nos callemos?, esta clase obrera no nació para estar amordazada, nació con rebeldía, con inteligencia y perspectiva estratégica”.

“En Brasil con el gobierno golpista y corrupto de Temer, un día recorta derechos laborales y al otro día los diputados de las bancadas de los grandes estancieros le salvan el pellejo del juicio político, a pesar de las pruebas flagrantes de corrupción. Eso sí al otro día Temer les perdona 8 millones de millones de reales de deuda a los grandes estancieros y les baja el aporte patronal. Vaya nuestra solidaridad con los trabajadores de Brasil y su pueblo”.

“Con esto, como no podía ser de otra manera, en nuestro país algunos personajes se les entró a hacer agua la boca, apenas miraron las 12 horas, sin derecho a despido, con liquidación de los derechos sindicales, así como poder pagar con especies el salario, con la necesidad de más años para jubilarse, pero con menos jubilación. Algunos representantes de la derecha de cara a esta noche de la Nostalgia, sienten nostalgia de la poda salarial, de que el trabajador cuando se organiza sea tratado como un criminal. Para algunos representantes de las cámaras empresariales es muy moderna la esclavitud, están encandilados; les molesta, no toleran ver a los trabajadores movilizados. Les duele que a nuestras compañeras domésticas ya no las pueden arreglar con un pan dulce barato y una sidra a fin de año, porque ahora tienen que pagar aguinaldo, eso les duele”, añadió el dirigente de la construcción.

“Esta es una marcha en contra de la esencialidad como medida autoritaria, pero en defensa de lo que es realmente esencial. Hace meses venimos intentando que ALUR reintegre una trabajadora embarazada y dicen que es legal, que ni deben dar explicaciones para despedirla. ¿No les da vergüenza decir esto? Se votó para que se reglamente el convenio 158 de la OIT, que está vigente desde el año 82, para prohibir los despidos sin causa justificada. ¿Qué está esperando el MTSS un año y pico después para reglamentarlo?, esto es esencial”, afirmó.

Esencial también es “el fondo de insolvencia patronal para que cuando las empresas piratas se van y dejan colgados de un piolín a los trabajadores, estos tengan la posibilidad de hacerse con sus créditos laborales. Esencial es reglamentar el convenio de nocturnidad. Esencial, y hoy comenzamos a juntar miles de firmas, es que nos demos cuenta que nos tiene que avergonzar que en un país donde hay un 8% de pobreza, las personas con discapacidad tengan un 50% de pobreza porque se les cierran las puertas del trabajo. Esa ley fue votada hace un año y las cámaras empresariales que están para la foto el día de la Teletón, metieron la pata en el pecho. No toleran que una muchacha en silla de ruedas pueda estar detrás de la caja de un supermercado trabajando. La lucha no es solamente por unos mangos. Pensamos de acá a noviembre juntar cientos de miles de firmas”.

“Es fácil acusar al movimiento sindical de corporativo, pero no los vi trabajar gratis para dar una mano concreta a los que menos tienen. No los vimos en Dolores, en San Carlos, o en Rocha con los temporales. Es fácil estigmatizar al movimiento sindical pero no ven a las compañeras de la aguja dando cursos de costura en las cárceles, o a los compañeros de SUTEL prestando sus instalaciones para las escuelas de los contextos más complicados o a los compañeros molineros repartiendo alimentos en los merenderos”, dijo Andrade.

“Lo difícil es construir esperanza, este es un acto de protesta y propuesta. Vamos a celebrar el aniversario de Gerardo Cuesta y mañana homenajeamos a Omar Paitta, héroes de la resistencia que levantaron las banderas en los momentos más duros. Hoy tenemos la responsabilidad de no dejarnos convencer que no se puede, porque siempre vale la pena luchar”, finalizó.

Incapacidad

Por su parte Pereira afirmó que la esencialidad es un abuso del poder y demuestra una fuerte incapacidad para negociar. “Se lavaron las manos, hablan de lo bueno que es la negociación colectiva en la OIT, pero luego acá incumplen. Los trabajadores públicos negociaron solamente durante 10 días”, apuntó.

“Nos siguen llamando corporativos, pero si siguen virando hacia la derecha van a perder. Solamente basta con mirar a Brasil y Argentina. Tampoco nos comemos la pastilla con la derecha que nos aplaude, nos acordamos clarito de del año 2002. Es claro que el gobierno debe virar hacia la izquierda”, indicó el dirigente de la Federación de Funcionarios de Salud Pública (FFSP). También criticó al ministro de Trabajo, Ernesto Murro al que acusó de no hacer cumplir los convenios alcanzados en el ministerio.

“La reforma de la salud debe avanzar, unos pocos se llevan todo y nadie lo dice, solo el 20% del presupuesto en salud va para salud pública. Esenciales somos todos los días en la salud, los cambios son con los trabajadores o no lo son”, añadió Pereira.

Barreto del sindicato de la industria química habló de la situación de la empresa Sherwin Williams quién desalojó a los trabajadores mediante una empresa de seguridad y cerró la industria en Uruguay. “Esto no puede pasar en nuestro país, nos retrotrae a los tiempos más oscuros de nuestra historia. Las multinacionales abusan de su poder”. Los trabajadores ya venían conversando con la empresa y sin embargo cerraron sus puertas sin previo aviso mediante engaños.

Para Barreto se trata de una “punta de lanza” para meter la reforma laboral de Brasil en Uruguay. “Les pedimos que si quieren que se vayan, piensan que si no obtienen la ganancia que ellos desean pueden hacer cualquier cosa y dejar más de 70 familias en la calle”, aclaró.

 

Paro General Parcial 23/8/17