El PIT-CNT interpela a los partidos políticos y se moviliza por inversión pública y negociación colectiva

El secretario de propaganda del PIT-CNT, Gabriel Molina, conversó con EL POPULAR sobre la movilización del próximo 21 de junio, la Rendición de Cuentas y el rechazo de la central obrera al decreto de esencialidad del gobierno sobre los combustibles.

“En el marco de lo que venimos discutiendo como PIT-CNT, afirmó Molina, la Mesa Representativa del 7 de junio resolvió movilizarse el 21 de junio en un paro parcial de 9.00 a 13.00 horas, con concentración a las 10.00 horas en 18 de Julio y Ejido y posterior marcha hacia la Torre Ejecutiva. En el interior del país también se van a realizar actos y movilizaciones, de acuerdo a la estrategia de cada Plenario Departamental”.

“Esta medida se toma por una Rendición de Cuentas acorde a la realidad nacional y más atendiendo la necesidad de la sociedad. Por lo tanto, creemos que tiene que haber un proceso de inversión pública que mejore la situación actual de las empresas públicas que están muy apretadas con cero inversión”, contó.

“En segundo lugar, estamos reafirmando la defensa de la negociación colectiva entre privados y públicos, ya que hemos tenido muchas dificultades los públicos a la hora de negociar y los privados ante la queja que los empresarios que iban a realizar ante la OIT y que nos hemos movido para que Uruguay respete los consejos de salarios y los empresarios se adapten a la nueva realidad”, añadió Molina.

Otros puntos de la plataforma del paro son el “No a las AFAPs”, por una solución inmediata para los cincuentones, por Verdad y Justicia, por el 6% del PBI para la educación más el 1% para investigación. “En definitiva se tratan de algunos de los planteos que venimos haciendo y que van a formar parte del paro del 21 con la siguiente consigna: “El estancamiento produce retroceso, es tiempo de concretar”.

Rendición de Cuentas

Sobre la Rendición de Cuentas, Molina dijo que “es necesario que el gobierno haga lo que tiene que hacer, o sea empezar a gravar el capital, las grandes ganancias y sacar las exoneraciones que algunas multinacionales tienen y empiecen a pagar los impuestos que pagan todos, como es el impuesto al patrimonio, donde parece que tienen obligación las empresas públicas y no el resto de las multinacionales y los privados en Uruguay. Tenemos que comenzar a avanzar, esto es central y además es necesario realizar inversión pública, esta debe aparecer y el Estado debe tener un rol mucho más protagónico, porque en definitiva es la única forma que tiene el país de que, efectivamente, se reactive la economía a través de la inversión pública, fomentando el trabajo y vemos que no está sucediendo”, advirtió.

“Todos los compromisos que el gobierno asumió a la hora de plantear que para este año iba a haber 12.400 millones de dólares para inversión, donde 4 mil millones iban a ser por inversión pública y el resto por inversión privada, a esta altura de eso no ha aparecido ni 10 centésimos. No hay nada de inversión. Por lo tanto, es importante para el país que esto empiece a acontecer. Eso va a formar parte de los planteos que vamos a hacer. El 20 de junio vamos a tener una actividad en el PIT-CNT, donde el movimiento sindical preguntará a los políticos sobre estos temas. Ya están confirmados todos los representantes del espectro político del Uruguay y ahí estaremos realizando un cuestionario que va desde qué piensan de la negociación colectiva, qué piensan  de la queja de los patrones, hasta qué piensan  del papel y el rol de las empresas públicas, pasando por otras preguntas”, adelantó el dirigente de SUTEL.

Esencialidad

“Rechazamos enfáticamente y por unanimidad este decreto de esencialidad mal aplicado, porque no estaba en riesgo nada. Al contrario, nuestros compañeros de la Federación de ANCAP habían resuelto mantener una guardia gremial que permitiera que el servicio de combustibles a nivel nacional se hiciera en forma prolija. El sábado nuestros compañeros fueron a trabajar y se encontraron con que los patrones habían resuelto no mandar los camiones, por lo tanto, nuestros compañeros quedaron sin los camiones para cargar. Esto fue por la negligencia exclusiva de la patronal y porque ANCAP no tomó los recaudos necesarios, ya que los trabajadores estaban esperando para cargar los combustibles”, contó Molina.

“Por lo tanto rechazamos este decreto que coarta el libre derecho a la huelga y a las movilizaciones que los trabajadores venimos haciendo. Se trata de otro nuevo error del gobierno, igual que la declaración de esencialidad en la educación de hace un tiempo. Como movimiento sindical vamos a solicitar un informe a nuestro cuerpo de abogados para que nos den una guía jurídica al respecto y además estamos solicitando reuniones con las autoridades para conversar estos temas. Hay una Mesa Representativa al respecto que se reúne el viernes en el local de SUTEL, donde estaremos abordando el alcance del decreto”, añadió.

Victoria Alfaro
El Popular N° 389