Editorial del Semanario El Popular N° 400: “400 números de unidad y lucha”

Estamos de celebración, llegamos a los 400 números en esta tercera etapa, y esto, además, coincide con los 60 años de la salida del primer número de EL POPULAR. Y para nosotros esto es muy importante. El mejor homenaje a la historia, que es una creación colectiva de los pueblos, es seguir construyéndola. Por eso, nuestra mejor manera de homenajear la historia hermosa de seis décadas de EL POPULAR es seguirlo haciendo.

Y aquí estamos. 400 números. Se escribe fácil. Son 9 años de presencia ininterrumpida, viernes a viernes junto a nuestro pueblo. Son 9.142 notas. Son más de 10 mil fotos. Son horas y horas de trabajo para soñarlo, planificarlo, escribirlo, armarlo, imprimirlo, venderlo, difundirlo, leerlo, discutirlo y, como no es cualquier medio, es EL POPULAR, luego transformarlo en organización y lucha.

Nuestra historia

EL POPULAR es en primer lugar su historia. En este tiempo acelerado de presente perpetuo, pos verdad, donde todo presume de ser histórico e inédito, hasta que llega el próximo post o desde un net center del poder instalan el próximo video que se hará viral a punta de like inventados, nosotros reivindicamos la historia.

No somos pioneros, ni inventamos nada. La prensa obrera y comprometida tiene un largo recorrido, en el mundo y en Uruguay. EL POPULAR tiene 60 años, pero incluso la prensa comunista, que eso es, viene de más atrás y se nutre del histórico Justicia.

EL POPULAR nació de la decisión del Partido Comunista del Uruguay en su XVI Congreso en 1955. Al trazar una línea de masas, unitaria y el camino de la acumulación de fuerzas para la revolución en Uruguay se propuso tener un órgano de prensa de masas, para disputarle a la oligarquía la batalla de ideas y hacerlo en la cancha grande.

Dos años después nació EL POPULAR y salió a la calle, acunado por manos obreras y humildes, el 1° de febrero de 1957. Se propuso, y lo logró, ser la voz de los sectores populares y también ser un organizador de la lucha, y como si fuera poco, un constructor de unidad. Prensa comprometida, alternativa y partidaria, sí, pero con vocación de masas y de llegar a todo el pueblo, lejos de la tentación de quedar reducida a cenáculos de iniciados ideológicos. Fue, al decir de Luis Mendiola, mártir de nuestro pueblo en la 20° y encargado de la distribución de EL POPULAR en Montevideo: “el cañón de largo alcance del pueblo”.

Ayudó a construir y anunció con alegría la unidad de la clase obrera en el CNT. Difundió y se embanderó con el Congreso del Pueblo. Anunció los pasos para lograr la unidad política de la izquierda, el FIdeL y luego el Frente Amplio.

Enfrentó don dignidad el golpe de Estado y la dictadura fascista. Fue, junto con CX 30, el medio que más clausuras tuvo. Cubrió la Huelga General y dio voz a la resistencia. Finalmente fue asaltado por bandas fascistas, el Ejército y la Policía, sus trabajadoras y trabajadores encarcelados y perseguidos. Norma Cedrés, muerta en prisión, y Juan Manuel Brieba, desaparecido, son dos mártires de EL POPULAR y de nuestro pueblo en la lucha por la libertad.

El periodismo comprometido de EL POPULAR siguió vivo en lo que Jorge Amado denominó “los subterráneos de la libertad” y contribuyó a la resistencia desde Carta y Liberarce clandestinos.

Luego, en la ofensiva popular para conquistar la democracia, salieron Cinco Días y La Hora, EL POPULAR salió como semanario. Luego volvió a ser diario en La Hora Popular. Tras la dolorosa y difícil crisis partidaria continúo organizando y levantando perspectiva como Carta de Montevideo, luego como Carta Popular y en 2008, en pleno primer gobierno popular y para aportar a él, volvió a su nombre y a su frecuencia semanal.

La historia de EL POPULAR tiene muchos rostros, muchos nombres. Cientos de mujeres y hombres entregaron y entregan lo mejor de sí para hacerlo posible, miles lo leyeron y lo leen, también miles lo difunden y lo venden. Está hecho de esa arcilla abnegada y generosa.

Es imposible nombrarlos a todos y a todas. Estamos pensando en hacer algo que lo logré. Valga entonces, como un mientras tanto, nombrar a quienes tuvieron la responsabilidad de dirigirlo. Su número 1 refleja un equipo de dirección integrado por Enrique Rodríguez, César Reyes Daglio y Eduardo Viera. Viera fue su director histórico, luego se integró a esa dirección Niko Schvartz. En La Hora y en La Hora Popular estuvieron Gonzalo Carámbula, Rafael Cribari y Víctor Rossi, entre otros. Fausto Pérez fue director de Carta de Montevideo y Carta Popular Carlos Flanagan, Rosita Dubinsky y Ruben Acasuso, verdaderas almas máter de esta última época; Hugo “Palito” Carrera, primer director de EL POPULAR en su tercera etapa y Líber Romero, por más de un año a cargo del semanario.

Entre el 300 y el 400

Y aquí estamos. Parados en esa hermosa historia y luchando el presente para alumbrar un futuro mejor.

Entre el 300 y el 400 pasaron muchas cosas y todas ellas tuvieron cabida en las páginas de EL POPULAR. Los 20 de mayo, transformados en fecha patria. Las luchas obreras, con las movilizaciones del PIT-CNT, la síntesis popular superadora en los Consejos de Salarios, las asambleas multitudinarias del SUNCA, las movilizaciones de la industria, los 50 años de la unidad sindical, el triunfo de SUTEL defendiendo ANTEL contra Claro. Las movilizaciones estudiantiles en los 14 de agosto. Las placas de la memoria. La defensa de la Reforma de la Salud. Las elecciones internas del Frente Amplio y el día de la militancia frenteamplista. La solidaridad con Venezuela. El golpe de Estado en Brasil y la tapa de: “Golpe Oligarca”. La denuncia del imperialismo, el plan Atlanta. El homenaje dolorido a Fidel, la edición completa para él y la tapa: “Revolucionario”. La acción de nuestro gobierno nacional y de los gobiernos departamentales y municipales. La labor en el Parlamento. La investigación del espionaje en democracia. El 96 aniversario del PCU y su XXXI Congreso. El aniversario de la UJC y su XV Congreso.

También Aportes, la página semanal de Economía, la página semanal sobre Venezuela, Arístides, la crónica militante.

Los suplementos especiales por la Comuna de París, por la Revolución de Octubre, por el Che, por Marx, por Lenin, por la 20°, por los mártires nuestros, Pascaretta, Chávez Sosa, los mártires estudiantiles.

El esfuerzo de un equipo de economistas comprometidos que van por los 7 números de “Valor!!”, el suplemento económico que busca aportar desde la economía política a la reflexión y el debate.

EL POPULAR es en papel y apuesta a la permanencia y no a lo efímero, reivindica la historia y la construye, pero no se cierra a lo nuevo, lo integra y también batalla desde allí.  Tenemos Facebook y Twitter y difundimos una versión digital del semanario, que llega, todas las semanas a 23 países y más de 13 mil correos. En un esfuerzo enorme del equipo del área web nuestros 400 números están disponibles en la página web del PCU.

También es el esfuerzo por volver a estar presentes con un stand y varias exitosas presentaciones de libros en la Feria del Libro, van dos y vamos por la tercera.

En esta etapa perdimos un espacio conquistado, la audición semanal de radio, que llegó a los 145 programas y tuvimos que parar por falta de recursos, pero ya estamos pensando como retomarla.

Y queremos ir a más, estamos pensando en productos audiovisuales y cómo hacerlo mejor, más lindo, más completo.

Somos conscientes de nuestra humildad y de nuestras carencias. Nos duele cada lucha que no podemos informar. Nos angustia no estar a la altura de lo que nuestro pueblo necesita, que es mucho más que lo que logramos hacer.

Pero hoy, queremos agradecer a nuestras y nuestros lectores y difusores. Ese colectivo entrañable que cada viernes se pone al hombro este sueño. Los que lo van a buscar bajo lluvia, los que viviendo en Neptunia se van hasta Atlántida a comprarlo, el veterano que ya no ve y que todos los viernes le pide a una compañera en Rocha que vaya a leerle el editorial, el compañero que lo vende en bicicleta recorriendo el Cerro, los que nos alientan, los que nos felicitan, los que nos critican.

Estos 400 números son de ustedes. EL POPULAR es una herramienta de lucha o no es. Y ustedes hacen que eso sea posible.

Desde aquí, estos 400 números sirven para renovar el compromiso. EL POPULAR es una historia bonita, entrañable, que emociona y moviliza. EL POPULAR será lo que seamos capaces de hacer que sea.

Algo es seguro. No nos vamos a rendir. Nunca. Ese es el principal legado de la historia. Cada viernes estaremos junto a ustedes para luchar juntos. Como sea.

Y repetimos lo que cada 100 números ponemos. Nos decimos y les decimos con el poeta turco, comunista, Nazim Hikmet: “Nuestros días más hermosos aún no los hemos vivido. Y lo mejor de todo aquello que tengo que decirte todavía no lo he dicho”.